Welcome to MedicalPress a Premium Medical Theme
Tel 922271431 Fax 922270766
Disponible las 24h

Muerte Súbita en el deporte. Podemos hacerlo mejor.

En estos días hemos leído como otro corredor más durante la celebración de una carrera sufría una parada cardiorrespiratoria (PCR) y gracias a la pronta atención de los testigos que lo reconocieron e iniciaron las maniobras de Reanimación CardioPulmonar (RCP) pudo salir de la misma y ser trasladado al Hospital. Esto no es un suceso aislado, máxime cuando la popularidad de la carrera como forma de ejercicio se encuentra en constante aumento en los últimos 20 años. 

La Muerte Súbita Cardíaca (MSC) de una persona (atleta o no) es un evento trágico, particularmente por lo inesperado de la situación, generando un gran impacto en los familiares y en la sociedad. Intentar prevenirla, pero sobre todo RECONOCERLA y ACTUAR RÁPIDO son aspectos en los que debemos mejorar.

¿Podemos prevenirla?

NO. Podemos reducir su incidencia conociendo los riesgos y desarrollando políticas de salud pública desde las escuelas y programas de concienciación.

La enfermedad coronaria es la causa más frecuente de MSC en individuos por encima de los 35 años, mientras que en sujetos más jóvenes está relacionado con alteraciones cardíacas primarias como la miocardiopatía hipertrófica. Algunos estudios demuestran que muchas personas han tenido síntomas típicos de patología cardiovascular las semanas previas al evento y más de la mitad tenían un factor de riesgo (hipertensión, diabetes, fumador, dislipemia…). La realización de un reconocimiento que al menos incluya un electrocardiograma previo a la práctica de deporte intenso y mantenido, puede detectar alteraciones que pudieran ocasionar MSC.

Conocemos el beneficio cardiovascular que aporta el ejercicio físico y debemos recomendar su realización de forma habitual. Pero el ejercicio a realizar debe ser progresivamente de mayor intensidad y adaptado al acondicionamiento físico de cada uno.

¿Podemos mejorar la supervivencia?

ROTUNDAMENTE SI.

La mayor parte de las MSC que ocurren en los eventos deportivos, ya sea por un infarto o por otra causa son ocasionadas por la aparición de una arritmia que ES TRATABLE con el uso de un desfibrilador. 

En este sentido es VITAL reconocer a una persona que sufre una PCR, para en primer lugar, solicitar ayuda y activar los servicios de emergencia en el 1-1-2.

En segunda instancia debemos iniciar las maniobras de RCP y usar TAN PRONTO COMO SEA POSIBLE un desfibrilador. La desfibrilación precoz es el único tratamiento eficaz, y su precocidad es el factor que más contribuye a la supervivencia. Dada la influencia en la supervivencia del tiempo desde la PCR y el inicio de la reanimación y la desfibrilación, los espacios deportivos deberían estar dotados de desfibriladores y las personas que los frecuentan preparadas para intervenir. 

Es inadmisible que durante la celebración de un evento deportivo no se pueda garantizar el acceso a un desfibrilador en menos de 5 minutos desde que ocurre una MSC.

Esperemos que Ruyman evolucione de forma favorable, por encima de todo debido a la pronta atención de los testigos que presenciaron la PCR y actuaron de forma eficiente.

Es vital la concienciación de TODOS, en otra ocasión puede ser un familiar, un amigo, o nosotros mismos…